• La gripe estacional clásica

    YA ESTÁ AQUÍ

    El otoño ha llegado y con él, el frío, la lluvia y los cambios de temperatura bruscos en diversos ambientes en los que nos movemos. Se aglomera la gente en los locales, en los colegios, en las guarderías, en los centros comerciales, en los centros de salud y hospitales, dándose así todas las circunstancias para que el virus gripal se desarrolle a sus anchas en los terrenos respiratorios abonados para su anidamiento, fastidiando nuestro bienestar en general y respiratorio en particular.

    Este año, el famoso Virus Gripal, Mutante por excelencia, viene como es habitual cada año, después de haber pasado por la otra mitad

    del mundo, en el hemisferio norte, en concreto, la Vacuna viene determinada por las Cepas del mismo de los tipos:

    • A/California/7/2209(H1-N)
    • A/Perth/16/2009 (H3N2)

    Con estos datos generales, hay que recordar que los GRUPOS DE RIESGO son los mismos que cada año, incluyéndose este año con más hincapié, además de los clásicos mayores de 65 años, patologías de riesgo crónicas de tipo cardíaco, respiratorio, renal, diabéticos, asmáticos y paciente inmunodeprimidos, los profesionales que están en contacto con grupos grandes de personas, sobre todo LOS SANITARIOS, de celadores a médicos, incluyendo enfermeras, auxiliares, personal de cocina, junto con los DOCENTES Y EL PERSONAL DE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD DEL ESTADO, al ser trabajadores-as de riesgo no sólo como receptores sino como emisores del contagio vírico, que desde este personal se puede difundir a un mayor número de pacientes.

    Hay que hacer hincapié en que ante los síntomas clásicos de fiebre, dolores musculares o mialgias, dolores de cabeza, congestión de mucosas nasales, estornudos, tos, expectoración, malestar general y decaimiento, lo aconsejable es acudir al MÉDICO DE CABECERA, puesto que estos mismos síntomas se pueden confundir con otras muchas patologías como infecciones bacterianas de las vías respiratorias altas y bajas, catarros por otros virus, reactivación de alergias respiratorias y crisis de rinitis estacional y vasomotora, y es el médico quien debe hacer el diagnóstico y el tratamiento correcto, puesto que cada patología precisa un tratamiento concreto, a determinar por el médico y NUNCA, DESDE LUEGO, NUNCA, AUTOMEDICARSE, porque podemos hacer más daño que beneficio con una terapia inadecuada.

    Para terminar, como siempre, RECOMENDAMOS UNA DIETA SANA, rica en frutas y verduras, sobre todo CÍTRICOS como naranja y limón a diario, vida sana CON EXCLUSIÓN EXPRESA DEL TABAQUISMO, ejercicios adecuados a la edad y las posibilidades de los pacientes, y alimentación variada, con hidratación abundante.

    Un saludo.

    Dr. Carretero.

    Responder →

Responder

Cancel reply

Galería